En este post te brindaré consejos acerca de cómo manejar la relación con tu supervisor de licenciatura, maestría o doctorado para lograr el mejor resultado posible. Y, por qué no, ¡pasar buenos ratos mientras tanto!

¿Qué debo hacer?

El primer consejo que puedo darte es que siempre debes ser respetuoso y reconocer la jerarquía académica de tu supervisor. Muéstrate agradecido por la atención que te dedica, e intrigado y apasionado por su trabajo. De esa manera le demostrarás que eres una persona digna de ser dirigida y que vales el tiempo que te dedica.

Recomendaciones

  1. Nunca llegues tarde ni mucho menos olvides una reunión con ella o él.
  2. Siempre responde a sus mensajes lo antes posible.
  3. No lo abrumes con exigencias. (En algunas universidades se acostumbra tener una reunión semanal. Si ese no es el caso, enviarle algo de tu trabajo una vez por semana es hacerlo con demasiada frecuencia.)
  4. Muéstrate seguro, y demuéstrale que puedes trabajar autónomamente. Esto no significa que no debas hacerle todas las preguntas que requieras, y plantearle todas las dudas que te aquejen. Te recomiendo cuestionar también sobre la vida académica en general.

Cuando le envíes tus capítulos o artículos en versiones preliminares y recibas sus indicaciones, atiéndelas. Trata siempre de interpretar adecuadamente sus inquietudes para con tu trabajo. Intenta satisfacer todas sus objeciones puntuales con adecuadas modificaciones a tus textos. O bien, ofrécele una explicación de por qué lo que escribiste es efectivamente correcto.

Este ejercicio te servirá más adelante en tu carrera si envías manuscritos para ser publicados en revistas académicas revisadas por pares.

¿Cómo terminar a tiempo tu tesis en una disciplina humanística?                          

 

Me gustaría compartirte algunos consejos acerca de cómo lograr terminar en tiempo y forma de escribir tu tesis de licenciatura, maestría o doctorado en una disciplina humanística.

Ante todo, mi principal consejo es que te organices. Primero que nada, haz un esquema de lo que será el índice de tu trabajo. A partir de ese croquis, podrás hacer una planilla de cálculo con un renglón para cada uno de tus capítulos. Debes incluir diferentes columnas para el número de capítulo, su título, la cantidad de palabras que debería tener, la cantidad de palabras que ya llevas escritas de cada uno, y la fecha en que te propones completar el primer borrador del capítulo. Toma en cuenta las fechas para mostrárselo a tu director/supervisor.

Escribiendo temas de humanidades 

Las disciplinas humanísticas muchas veces no requieren un período prolongado de experimentación antes de tener algo que escribir. Por lo anterior, te aconsejo lo siguiente: al principio de tu programa de estudio, divide la cantidad de palabras totales que se te requiere escribir, por la cantidad de días que tienes para escribirlas.

El resultado probablemente será un número muy pequeño de palabras, digamos entre 15 y 65 palabras por día. Eso significa que si escribes apenas tres o cuatro renglones diarios, o menos, la tesis estará escrita al cabo del período previsto para ella. De esa manera siempre sentirás que tienes el cronograma bajo control, y minimizarás las probabilidades de “entrar en pánico” a medida que te acercas a la fecha de finalización y entrega.

¡Te deseo mucha suerte!

 

Damián Fernández Beanato

damianbeanato@gmail.com

 

Si este artículo te interesó, te invitamos a leer:

Cómo ser paciente y perseverante para publicar un artículo académico revisado por pares

La habilidad más valorada en el mundo

Cómo ser original en un artículo académico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat