Presupuesto para estudiar en el extranjero

¡A planear para luego poder disfrutar de toda la experiencia!

Existe una percepción que estudiar en el extranjero siempre será muy costoso y que impactará a tu economía. Esto a veces puede ser cierto sin una planificación previa. Pero si organizas tu presupuesto y analizas tus finanzas de manera realista, puedes disfrutar de una gran experiencia académica en cualquier lugar del mundo.

Un primer elemento clave de esta planificación, es diseñar un presupuesto sólido que deberás respetar lo más apegado posible para que nada te saque de balance. Un check list pudiera ser de gran ayuda o bien, un formato de presupuesto.

De esta manera estarás con una mente más enfocada en tus posibilidades reales. Eliminando una serie de factores que pueden entorpecer o frustrar el proceso: el estrés, miedo y el endeudamiento.

Tienes que tener muy claro los costos de las tarifas de matrícula de cada Institución, si cobran por solicitud de admisión, exámenes previos y pagos de reserva. Así como saber las fechas a ir realizando cada uno de esos pagos. Recuerda que, para este rubro, puedes siempre buscar becas que apoyen a que este gasto se apegue a tu presupuesto original.

Para elegir un país de estudios, no te vayas por el que siempre has querido conocer o en el que siempre has querido vivir. Elige el que consideres accesible para poder sufragar todos los gastos. Recuerda que vas a vivir en el lugar por un periodo de por lo menos 12 meses y tus gastos pueden ser mayores a los actuales. Tendrás que pagar por todo tú solo y aquí podría entrar a la ecuación compartir gastos con roomies, amigos u otros estudiantes, o por qué no vivir con una familia que te apoye a bajar el gasto tipo homestay.

Cada país tiene un promedio general de los costos que pueden ser el alojamiento y los gastos de manutención. Sin embargo, el promedio no es exacto en todas partes y varía también si vas a una gran ciudad a una población más pequeña.

Cuando decidas en dónde vivir, siempre piensa en la ubicación ya que los costos diarios de transporte pueden impactar de manera importante tu presupuesto base. Puede tener sentido pagar una renta o alquiler un poco más alto para estar a poca distancia de la escuela o comprar una bicicleta usada. Incluso puedes unirte a un programa de renta de bicicletas por una tarifa mensual que será parte de tu presupuesto de transporte.

Una vez que tengas una idea más real y clara de tus destinos posibles y preferidos, puedes pasar a la elección de universidad, para considerar el gasto total y real de la matrícula.

¡No estás solo, busca apoyos!

Solicita todas las fuentes posibles de becas y apoyos financieros. Hay tantas opciones hoy en día, desde privadas o gubernamentales, que sólo basta con darte un poco de tiempo para investigarlas y solicitar a todo lo que puedas. Siempre hay posibilidad de que recibas ayuda financiera, así que vale la pena intentarlo.

La variedad de apoyos es inmensa, y puedes ir sumando recursos de distintas fuentes cómo: becas de matrícula, créditos educativos, becas de movilidad o de arranque para apoyo de vuelos, apoyos para manutención, beca-créditos, etc. Entonces, aunque llenar un sinfín de solicitudes pueda ser cansado y fastidioso, no olvides que estás luchando por tu sueño.

Otro punto sumamente importante y que muchos lo consideran como parte fundamental en su presupuesto base, es trabajar al llegar al país destino. Considéralo, pero no dependas de esta opción. Hay muchos pequeños costos que pueden sumarse a medida que realizas tu solicitud, como certificaciones de inglés, traducción de documentos, pagos de reserva, tarifas de visado (que para esto tendrás que demostrar de manera sólida y previa, tu capacidad económica); por lo que esta opción sería un concepto adicional, más no parte de tu presupuesto base. 

Otros gastos que considerar

Después de analizar los gastos obvios referentes a tus estudios en el extranjero de los que ya hablamos, no olvides que hay otros grandes gastos a incluir. Como vuelos y viajes necesarios para llegar a tu destino final, así como otros posibles traslados, ya que seguro al estar allá, querrás hacer turismo.

La comida es otro gasto importante. Tendrás que ver si vas a cocinar tú mismo y buscar el lugar para hacer tus compras a mejor precio. O bien, si no te gusta cocinar, ver un plan de comidas que podría resultar más accesible que confiar en las comidas a domicilio o de restaurantes.

Otros gastos clave serán tu teléfono móvil y posiblemente una conexión a Internet. Consulta con amigos o gente local qué proveedor y qué plan podría resultarte mejor por el tiempo de tu estadía.  

La mayoría de los países y universidades exigirán que tengas algún tipo de seguro médico. Aquí te recomendamos que busques una compañía de seguros seria y certificada que ofrezca pólizas de seguro médico estudiantil internacional y que cubra al 100% con los requisitos consulares de cada país.

Lo mejor es siempre ser previsor y tener un plan B o escenarios de respaldo. Te sugerimos considerar entre un 10-15% adicional mensual de tu presupuesto total para emergencias.

 Disfruta y sácale todo el jugo a la experiencia

Una vez que tengas todas las necesidades básicas planeadas, es cuando y sólo si se ajusta al presupuesto base o inicial que has hecho, puedes averiguar en qué deseas gastar el resto. Por ejemplo, puedes gastar en un gimnasio, ir de compras o viajar. Mientras esté bien presupuestado, hazlo y disfrútalo.

Viajar al extranjero es una de las mejores experiencias de vida para los estudiantes. Es un momento para conocer gente nueva, ver nuevos lugares, tal vez aprender un nuevo idioma, y luego posiblemente regresar a casa, con más recursos intelectuales, más vivencias y súper orgulloso de ti.

Al viajar de forma inteligente, te aseguras de que tu tiempo en el extranjero sea lo más satisfactorio posible.

Leslie Renero

actividades@fundacionbeca.net

Si te interesó este artículo, te invitamos a leer:

Becas para mexicanos en el extranjero

¿Por qué estudiar una maestría?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat