Desde hace tiempo la tecnología ha estado presente en muchos aspectos de nuestra vida y hoy la hemos incorporado aún más, al grado que pasamos de un modelo análogo a uno digital de un día a otro. Uno de los sectores donde ocurrió este cambio abrupto fue en la educación, prácticamente de un <<lunes para viernes>> se trasladó toda la dinámica a un entorno 100% digital.

Esto representó muchos retos, tanto para alumnos, como docentes y padres de familia. Hoy me quiero centrar en los retos que enfrentaron docentes y alumnos y, para ser más preciso, quiero abordar el reto que representó la interacción a distancia, a través de una pantalla.

Retos de la educación digital

Sin duda, una dinámica que ninguna de las partes dominaba completamente ni mucho menos para un modelo educativo. Por un lado, los docentes se enfrentaron a trasladar todo su material análogo al formato digital. Por otro lado, este material además de cumplir su función instructiva debía ser atractivo para mantener la atención del alumno. Sobra decirlo, una atención bombardeada por todo el contenido disponible en internet.

Sumado a todo esto, el docente también debió incorporar una administración para dar seguimiento a temas como la asistencia, exámenes, pruebas, participaciones, etcétera.

Consejos

Como una guía esencial, quiero hablar de algunos elementos básicos que deben tomarse en cuenta para crear un entorno educativo digital efectivo. Primero quiero definir a qué me refiero cuando hablo de un entorno educativo digital <<efectivo>> y se puede definir como aquel que logra: comprometer, transferir conocimiento, crear interacción y cooperación, fomentar la aplicación y desarrollar habilidades.

Hablemos brevemente de cada uno. 

  • Comprometer, se refiere a motivar y crear curiosidad en torno a la experiencia de aprendizaje, apelando a una actitud más proactiva y casi autónoma en el alumno.
  • Transferir conocimiento, se refiere al conjunto de conocimientos que debe adquirir el alumno, en este caso a través de medios digitales, entendiendo que los métodos pedagógicos e instructivos también deben adaptarse a este entorno.
  • Crear interacción y cooperación, se refiere a la creación de espacios y al aprovechamiento de herramientas para crear comunidad y un sentido de cooperación a través de medios digitales, muy distinta a la cooperación que se requiere en medios físicos. Un verdadero reto, incluso en entorno laborales, la cooperación e interacción digital es una habilidad que requiere atención.
  • Fomentar la aplicación, se refiere a las prácticas que permiten la aplicación y demostración de lo aprendido a través de métodos expositivos digitales, ahora no solo será necesario vaciarlo en un documento, el alumno tendrá que explicarlo en un medio digital, con lo que esto supone.
  • Desarrollar habilidades, se refiere a la procuración de habilidades blandas, como las socioemocionales, pero a través de medios digitales. Aquí incluyo el fomento de una ciudadanía digital.

En otra entrada abordaré algunas técnicas para materializar cada uno de los componentes esenciales de un entorno educativo digital efectivo.

Conclusión

Un entorno educativo digital efectivo no sólo tendrá que enfocarse en <<trasmitir>> conocimiento, sino que tendrá que fomentar y desarrollar otro tipo de habilidades que exige el entorno digital como la cooperación, colaboración, la formación de una comunidad y la inclusión, por mencionar algunas.

La tecnología no supone una barrera ni una desnaturalización de las relaciones humanas, es <<una forma más de hacerlo>>, y que requiere de otras habilidades cuyo desarrollo no podemos eludir.

Edwin Garcilazo

edwingarcilazo@gmail.com

@InflexionD

Si te interesó este artículo, te invitamos a leer:

¿Es el cierre de las universidades o la llegada de nuevas oportunidades para la formación profesional?

La voz de los docentes durante el COVID -19

Compartir
Vian Vazquez

Deja un comentario

Esta web usa cookies.