Contexto

Cuando hablamos de economía, nos referimos a cómo las sociedades administran sus recursos escasos, para producir bienes de valor y cómo se lleva a cabo su distribución entre las personas. Partiendo de esta definición, revisemos el punto de inflexión que han representado las llamadas revoluciones industriales para la economía mundial y las sociedades.

La primera revolución industrial (1795) tuvo su punto de inflexión en el cambio del trabajo manual y la tracción animal por la mecanización y la utilización de energías como el carbón y la energía hidráulica. La segunda (1870) se marca con el uso de la electricidad y el gas, la producción en masa, el uso del acero y el petróleo. La tercera (1969) se da con la automatización y las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). La cuarta es la que estamos viviendo actualmente, en la que se utilizan sistemas cibernéticos, internet de las cosas, inteligencia artificial, sistemas y plataformas digitales.

Cada punto de inflexión modificó la producción y el consumo de bienes, la generación de riqueza, los roles en el trabajo, la movilidad, las comunicaciones, entre otras cosas. La calidad de vida de las personas ha mejorado, cada una de las revoluciones industriales han permitido a las personas tener más y posibilitado hacer más.

Economía en la era digital

 

Hoy estamos viviendo una era marcada por el uso del internet, en la cual los bienes y servicios que se producen y se consumen se vinculan por plataformas digitales, lo cual permite la inmediatez en la comunicación entre oferta y la demanda. El conocimiento es el insumo principal que da valor agregado a los productos, las fronteras han sido superadas por la velocidad de la comunicación y la transferencia de conocimiento, es decir, el modelo económico ha cambiado, y con ello la forma como se estructuran los negocios en sus recursos humanos, materiales y financieros. 

Elementos de la economía digital

 

La economía digital tiene tres elementos principales. El primero se refiere a la infraestructura, los fierros del negocio, predomina el hardware, el software y las redes. El segundo tiene que ver con los procesos al interior del negocio, en cómo se utiliza la infraestructura tecnológica y digital para llevar a cabo el negocio (e-business) y el tercero tiene que ver con la transacción, le compraventa de bienes y servicios (e-commerce). 

 

Conclusión

 

El modelo de los negocios ha cambiado, por ello es vital para cualquier persona que pretenda emprender o trabajar para un negocio entender las reglas vigentes para la producción de bienes y servicios. Es sumamente difícil producir resultados positivos en un negocio en el Siglo XXI jugando con las reglas del siglo pasado, y tú ¿ya revisaste las nuevas reglas del juego?

 

Roberto Galíndez Gallegos

rjgalindez@gmail.com

@rjgalindez

 

Si te interesó este artículo, te invitamos a leer: 

 

Consejos para tomar decisiones en tiempos de crisis

Terminando de comprender la cultura de negocios y el perfil del consumidor asiático en comercio exterior

 

Abrir chat