Particularmente para quienes venimos de América Latina, estudiar en Europa o Estados Unidos puede ser costoso, incluso con una beca. A continuación te brindo consejos para cuidar el bolsillo durante tus estudios en el extranjero:

 

Averigua si como estudiante puedes ser beneficiario de descuentos en tus impuestos. 

Muchas municipalidades ofrecen descuentos en impuestos locales a estudiantes de tiempo completo. Si ese es tu caso, podrías ahorrar cantidades sustanciales de dinero cada año que dure tu curso de estudio.

 

Comparte gastos de vivienda. 

En particular si estudias en Europa o Estados Unidos, la renta (alquiler) es fácilmente el gasto más astronómico, y por mucho. Vivir con compañeros de cuarto puede no ser para todo el mundo, pero es algo común incluso entre adultos en algunas áreas de esta parte del mundo. Si descubres que no te molesta compartir vivienda y que ello tendrá un impacto positivo en tus finanzas, quizás sea una excelente alternativa para considerar.

 

Intenta no comprar mucha literatura académica. 

Cada vez que necesites leer algún artículo, capítulo o libro, primero averigua si está disponible en alguna de las bibliotecas de tu universidad. De este modo podrás ahorrar dinero, ya que cada uno de los miles de artículos que tendrás que leer, por ejemplo, durante un doctorado, puede costar una cantidad nada despreciable de dinero.

 

Puedes comer sabroso pero barato. 

Cocinar no siempre es una manera de gastar menos dinero en comida, aunque si te das maña puedes intentarlo. Personalmente, no es lo mío. Hoy en día, en casi todas las ciudades existen tiendas que venden comidas preparadas de gran calidad por muy poco dinero. En mi experiencia personal, incluso ir a un restaurante diez veces más costoso no siempre te asegura una comida más sabrosa.

 

El entretenimiento no tiene por qué ser costoso. 

Averigua si en tu país de destino existen ríos, bosques y otras zonas verdes que puedes explorar durante los fines de semana, solo/a o acompañado/a. Una vez, con mi esposa, caminamos más de 50 km por valles y colinas durante un fin de semana largo. Será no sólo bueno para tu bolsillo, ¡sino también para tu salud!

 

Transporte. 

Una bicicleta, o tus piernas si el campus está cerca, son el mejor medio de transporte.

¡Te deseo mucha suerte!

Damián Fernández Beanato

damianbeanato@gmail.com

Si te interesó este artículo, te invitamos a leer: 

¿Por qué estudiar en el extranjero?

Entorno educativo digital

Abrir chat