Mudarse a vivir a un país extranjero para continuar tus estudios presenta ciertos desafíos. Aquí te brindo consejos basados en mis experiencias que te ayudarán con las averiguaciones necesarias y que con un poco de suerte te harán la tarea un poco más fácil.

  1. Consulta con tu sindicato de estudiantes: Muchas universidades poseen uniones o sindicatos de estudiantes que ofrecen servicios de localización de inmuebles para estudiantes. Estos pueden ser en dormitorios o edificios de viviendas estudiantiles propiedad de la universidad, o en apartamentos alquilados por ciudadanos privados en el mercado abierto.
  2. Visita las empresas inmobiliarias locales que tengan buena reputación: Camina por la zona donde planeas vivir, trata de encontrar carteles de las principales empresas inmobiliarias que veas en viviendas en alquiler y toma nota de los nombres de esas firmas. Visita sus oficinas y consulta acerca de las opciones que tienen para ofrecerte.
  3. Apunta a un equilibrio entre tu estilo o deseos, y tu presupuesto: Dependiendo de tus recursos, considera qué estándar de vivienda puedes rentar sin poner en peligro la sustentabilidad de tu programa de estudios. También reflexiona acerca de si puedes vivir solo o si sería más prudente para ti compartir la vivienda, y sus gastos, con otros estudiantes. Además, considera diferentes barrios o vecindarios. Diferentes vecindarios tendrán diferentes precios.
  4. Visita varias posibles viviendas antes de decidirte: Si yo me hubiera quedado con el primer apartamento donde podría haber vivido, hubiera vivido durante años en un apartamento mucho menos bonito que el que finalmente conseguí. Visita por lo menos tres o cuatro opciones aceptables antes de decidirte y firmar el contrato.
  5. Considera lo que te rodea y conócete a ti mismo: Si por ejemplo odias el olor del tabaco y notas que los pasillos de un edificio que visitas presentan un intenso olor a cigarrillo, probablemente sea una buena decisión no elegir esa vivienda. Lo mismo si necesitas silencio y tranquilidad para estudiar y notas que existen vecinos o medios de transporte ruidosos en las cercanías.
  6. Transporte: Finalmente, es clave que si el campus de la universidad al que asistirás está lejos de tu nueva vivienda, te asegures de que existan medios de transporte costeables que conecten ambos puntos.

 

¡Te deseo mucha suerte!

 

Damián Fernández Beanato

damianbeanato@gmail.com

Si te interesó este artículo, te invitamos a leer: 

 

¿Por qué estudiar en el extranjero?

Becas para mexicanos en el extranjero

Abrir chat