El 2020 fue un año complejo en muchos términos. El detonante fue una pandemia mundial que afectó al sector económico y, seguido, a la dinámica social. Pero ahora hay que dedicar nuestra atención al 2021, un año que arrastrará muchos de los efectos, pero ahora tenemos la oportunidad de prepararnos, de anticiparnos. He elaborado una serie de reflexiones y conceptos que configuran una lista de consejos para hacer frente al año 2021, en términos económicos y sociales, para que nuestras empresas u organizaciones continúen.

El crecimiento de una economía se mide por la producción de bienes y servicios destinados al consumo final, mejor conocido como Producto Interno Bruto (PIB) y, dentro de la actividad económica, la más importante o de fondo, es el consumo.

¿Por dónde empezar?

Primero partamos de un breve análisis del crecimiento económico que ha tenido México. Desde antes de la pandemia el país había dejado de crecer en términos económicos, la primera cifra negativa que registró, en términos anuales, fue en el 3T del 2019, con -0.1. Y, para el 2T del 2020 se registró un -18.7, una caída histórica para la economía mexicana. Y, desde entonces hemos sumado cinco trimestres consecutivos con crecimiento negativo y para el 4T del 2020 se espera que también sea negativo, algo que no sucedía desde 1982. Aquella época difícil para la economía mexicana.

Sin duda la pandemia maximizó la tendencia que la economía mexicana había tenido. Así también lo indican algunos otros indicadores relevantes, como la Inversión Fija Bruta, la Confianza del Consumidor y, por ende, también gasto familiar. Se espera que la recuperación no sea inmediata, por lo menos estos efectos estarán hasta el 2T del 2021, según las estimaciones del Banco de México (BANXICO).

¿Qué hacer? ¿Qué pronósticos hay para el siguiente año?

Bien, la postura de un economista es difícil, porque no se puede simplemente hacer una lectura del tipo oráculo. Pero lo que si recomiendo es estar atento a una serie de factores y, sobre todo, a trazar posibles respuestas o reacciones ante cualquier cambio. Además de estar atento a estos elementos, también recomiendo cambiar la postura mental con la que se diagnostica un problema y cómo se responde en consecuencia.

He propuesto una lista de 5 elementos para enfrentar el año 2021 en nuestra empresa:

  1. Vigilar costos
  2. Crear experiencias
  3. Transformar la cultura organizacional
  4. Crear tableros de información
  5. Vigilar posiciones financieras

Comencemos a explicar el primero, que considero el más pertinente, por la velocidad en que se puede aplicar a nuestras empresas.

1.- Vigilar costos

Ante la contracción del Consumo Privado, causado por la disminución de la producción, donde se incluye el empleo y por ende el ingreso familiar; la mejor respuesta que podemos dar es la disminución de nuestros costos. Primero para ofrecer un precio menor que permita a las familias sostener el consumo y, segundo, conservar los empleos que generamos. Una de las mejores formas de aminorar costos y aprovechar el talento de las personas es a través del uso eficiente de la tecnología. Si, y resalto la palabra eficiente porque no se trata sólo de implementar la tecnología y digitalización en procesos aislados, se trata de incluir a la tecnología como la única vía para volver eficientes nuestros procesos. E insisto, a todos nuestros procesos.

Algunos estudios indican que la pandemia aceleró la incorporación de la tecnología en nuestras vidas diarias, el equivalente a 10 años. Es decir que nos ahorramos 10 años, de forma obligada y precipitada, para incluir a la tecnología como una vía para hacer las cosas. Así que la recomendación es aprovechar que hoy encontramos a un consumidor alfabetizado en el uso de la tecnología para realizar transacciones. Así que debemos apuntar en ofrecer nuestros productos y servicios con la tecnología como medio de transacción, de comunicación y de atención. 

Esto no solo supone estar presente en el comercio electrónico, se trata de ofrecer una experiencia de compra adecuada, con ayuda de la tecnología, y para esto sobra decir que debemos automatizar todos nuestros procesos. Y hago una pausa para decir que debemos hacerlo respetando los estándares de calidad y eficiencia que ya han fijado otras empresas, de presencia mundial. Así que no podemos ofrecer algo por debajo de estos estándares.

Parecerá que esto supone una inversión inicial fuerte y, en algunos casos, puede ser cierto, pero será una de las inversiones más rentables porque en el largo plazo los costos tenderán a ser muy bajos y con posibilidad de hacernos crecer exponencialmente.

No poner atención en la disminución de los costos puede suponer la quiebra de las empresas. Hoy ya podemos ver en centros comerciales de prestigio que hay locales vacíos y, en otros lugares, cómo empresas grandes han tenido que cerrar sucursales por no poder enfrentar el esquema de costos que tenían. O, inclusive, retirarse del mercado por completo.

¿Esto no desplazará al talento humano que tengo? No, al contrario, les exigirá una mayor productividad y, en última instancia, formación. La idea es avanzar en conjunto.

En la próxima entrada abordaremos los siguientes elementos de esta lista de 5 consejos para enfrentar el año 2021 con éxito. Hasta la próxima.

 

Edwin Garcilazo

edwingarcilazo@gmail.com

Inflexión Digital

 

Si te interesó este artículo, te invitamos a leer:

5 consejos para enfrentar el año 2021 parte 2

2020, un ejercicio de Round de Sombra para planear el 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat