Categorías: Educación

La voz de los docentes durante el COVID -19

Retos y necesidades para hacer frente a la crisis educativa

A nivel global, la pandemia COVID -19, ha impactado al sector educativo. De acuerdo a datos de la UNESCO, el cierre de escuelas ha afectado a más del 90% de la población estudiantil del mundo, es decir, cerca de 1,600 millones de estudiantes y aproximadamente 63 millones de docentes. Los ministerios de educación han ofertado diversas soluciones para hacer frente a la pandemia. La mayoría han transmitido clases por televisión, radio y plataformas digitales y también han distribuido, para los más vulnerables, libros impresos para estudiantes y docente.

Sin embargo, a pesar de estas estrategias, no se ha logrado satisfacer por completo las necesidades de docentes que tienen que hacer uso, muchas veces por primera vez, de la tecnología para impartir sus clases. El caso mexicano, que cuenta con más de 34.4 millones de estudiantes y 2.0 millones de docentes, desde preescolar hasta educación superior, no ha sido diferente al resto de la región y se ha visto altamente afectado, principalmente en los estudiantes más vulnerables. 

¿Cómo esta crisis ha acrecentado los retos que ya tenían los docentes que imparten clases en México?

Durante las primeras semanas, que ahora son meses, de la contingencia, tratamos de entender cuáles son los retos a los que se enfrenta el sistema educativo mexicano y, sobre todo, tratamos de entender qué necesitan los docentes para continuar con su proceso de enseñanza – aprendizaje entre sus estudiantes. Es por ello que el pasado 29 de septiembre de 2020 realizamos un encuentro de 120 minutos en el que participaron 157 docentes de diferentes partes de la República mexicana y de diferentes niveles educativos. Siendo los docentes de preparatoria (34.21%) los que más presencia tuvieron; seguidos de educación superior (25%), preescolar (18.42%), secundaria (17.11%), primaria alta (3.95%), y primaria baja (1.32%). 

¿Qué pasó en el encuentro virtual?

Los asistentes se separaron en pequeños grupos durante dos sesiones de trabajo. En la primera sesión, los docentes pudieron entablar un diálogo entre pares para poder discutir sobre los retos más comunes que enfrentan actualmente. Entre ellos mencionaron que las habilidades digitales están poco desarrolladas en toda la comunidad educativa, desde los docentes mismos, hasta los estudiantes y padres de familia.

Otro de los hallazgos más importantes fue la falta de apoyo para atender a los estudiantes que no han podido conectarse para continuar sus estudios. Por lo tanto han abandonado su formación educativa, y a aquellos estudiantes con problemas emocionales (que muestran hartazgo, apatía, falta de interés, entre otros). No deja de ser un obstáculo para los docentes la infraestructura (en temas de conectividad, equipamiento y ahora almacenamiento), ya que muchas veces los estudiantes no cuentan con un buen Internet y tienen que compartir el equipo (computadora, celular o tableta) con más miembros de su familia o simplemente no cuentan con un dispositivo para conectarse. Otro de los hallazgos de gran relevancia en este rubro fue la falta de nuevos modelos pedagógicos, siendo los métodos de evaluación, el tema que más preocupa a los docentes.

Segunda sesión

Para la segunda sesión, los docentes discutieron sobre los tipos de apoyo que requieren para enseñar en esta nueva realidad. Destacaron que requieren de manera inmediata: 

  1. Una capacitación continua y acompañamiento para poder introducir la tecnología en los procesos de enseñanza-aprendizaje de una forma creativa y asertiva.
  2. Nuevos modelos pedagógicos.
  3. Estrategias de evaluación.
  4. Recursos educativos digitales, software gratuito, laboratorios y bibliotecas virtuales.
  5. Apoyo a todos los niveles educativos como preescolares y poblaciones vulnerables.
  6. Una mejor conectividad.
  7. Un mejor equipamiento a la comunidad educativa.

¿Qué otros apoyos necesitan?

En otros aspectos destacaron que la comunidad y los padres de familia deben tener más involucramiento con sus hijos, para poder apoyarlos y supervisarlos durante esta contingencia. Algo que también demandan es mayor  tiempo y mayor reconocimiento a la labor titánica que realizan por hacer frente a esta situación. También hay una urgencia por atender el aspecto emocional, tanto de docentes como de estudiantes.

Este encuentro también resaltó que vivimos en un país con muchas diferencias, pues no todos contamos con las mismas oportunidades. Aun así, los docentes están haciendo todo lo posible, con la poca infraestructura con la que cuentan, para llevar a cabo su labor de enseñanza y bajo sus propios recursos, para detener el rezago que se va a presentar. 

La asistencia de los docentes a este encuentro y su deseo por compartir los desafíos a los que se enfrentan y por enlistar la ayuda que requieren, nos hace ver el interés que hay de su parte por impartir sus clases empleando herramientas digitales. 

Para consultar el artículo completo.

 

Cristina Cárdenas

Linkedin

ccardenas.peralta@gmail.com

 

Si te interesó este artículo, te invitamos a leer:

Estudiar para mi, estudiar para mi país

Autonomía del aprendizaje

Compartir
Administrador Web

Deja un comentario

Esta web usa cookies.